JUSTIFICACIÓN DE LAS SECUENCIAS DE APRENDIZAJE

 

 

 

 

Con respecto al profesor:

En cuanto a la utilización como recurso didáctico

    En este apartado describiremos las posibilidades de las secuencias en relación con el planteamiento de distintas situaciones de enseñanza-aprendizaje. Las características de este material permitirá:

Trabajar en clase respetando el ritmo individual. El profesor puede señalar una serie de secuencias (para terminar en clase o en casa) y tener la posibilidad de atender personalmente a cada alumno.

Retomar la serie en distintos momentos a modo de repaso. No es preciso agotar una determinada secuencia (las filas), sino que se puede posponer para realizar repasos periódicos.

Como modelo para proponer secuencias similares. En algunos casos será preciso insistir en algunas secuencias y los profesores podrían inspirarse en las propuestas aquí.

Como orientación para comenzar una explicación de clase. El mismo planteamiento de la secuencia puede constituir un guión para introducir un determinado concepto o mecanismo de cálculo.

Como evaluación rápida. Una vez realizadas varias secuencias filas de ejercicios) será posible proponer una de ellas como control rápido, tanto de realizar como de corregir.

Para plantear una evaluación específica. El profesor puede anunciar una evaluación con ejercicios de una página de secuencias determinada.

Como criterio de evaluación personalizada. Dado que muchas secuencias responden a criterios de progresión en la dificultad, sería posible personalizar la evaluación en distintos niveles: nivel de suficiencia, nivel apropiado, nivel de dominio, etc.

Como material para situaciones especiales. El profesor podrá programar fácilmente el trabajo autónomo en caso de faltas justificadas (prolongadas), expulsiones, etc.

Como guía para un profesor externo. En caso de que el alumno reciba atención externa (clases particulares, refuerzos, clases de verano, etc.), las secuencias pueden constituir una guía excelente para orientar al profesor.

Para proponer el trabajo por parejas. En muchos casos puede resultar útil asociar a alumnos con distinto nivel para que el más aventajado ayude o corrija a su compañero, aprovechando las facilidades que ofrece el soporte de las secuencias.

Como anticipación a contenidos que aún no han sido estudiados. En caso de que algunas filas de ejercicios no puedan resolverse, de momento, no importa porque el profesor puede aprovecharlos para anticipar la secuencia que les espera en los cursos siguientes, bien resolviéndolos él mismo o proponiéndolos como problema a los alumnos con más nivel: proacción.

 

En cuanto a las posibilidades del material

    Una de las características esenciales de secuencias de aprendizaje es su flexibilidad a la hora de procurarse un material a la medida de las propias expectativas con respecto a los objetivos a conseguir y la realidad del grupo clase. Describiremos a continuación algunas de las características del material que permiten nuevas opciones y planteamientos en la organización de la asignatura por parte de los profesores.

Una de las características principales de este material es su economía y facilidad de reproducción, lo que lo hace especialmente útil a la hora de complementar o sustituir el libro.

Seleccionar una secuencia general adaptada a la clase. El formato especial de las secuencias permite diseñar un curso a la medida de las necesidades de cada grupo de alumnos.

Posibilidad de estructurar nuevas fichas combinando ejercicios de distintas secuencias con el fin de atender objetivos concretos: evaluaciones, refuerzos, repaso, etc.

Las secuencias presentan un formato especialmente útil para plantear una evaluación de tipo criterial, dado que en muchos casos presentan distintos niveles de dificultad y ello hace posible establecer la competencia o dominio del alumno con respecto a los contenidos.